¿Qué buscas en la Biblia?

La Biblia es como una brújula si la seguimos vamos en la dirección correcta!

Examináis las Escrituras porque vosotros pensáis que en ellas tenéis vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;   —Juan 5:39

Un hombre instaló en su casa una pecera enorme decorada con piedras pequeñas de varios colores y colocó en ella un pez grande y magnifico. Era un pez verdaderamente hermoso. Este hombre tenía un mejor amigo al que invitó a cenar en su casa. Luego de la cena, lo llevó a donde estaba la pecera para que viese al pez. Cuando el amigo vio la pecera enorme, se quedó abrumado y dijo, “¡Qué piedras tan bonitas las de esta pecera!”.

Esta parábola me la contó un profesor mientras cursaba el octavo grado. No es la mejor de las ilustraciones, pero sirve para ejemplificar cómo con frecuencia damos más importancia a lo marginal.

Tengo que decirlo: Me asombran las personas que ven en la Biblia un montón de tips sobre liderazgo y economía, datos históricos y curiosidades científicas, pero no ven “el resplandor del evangelio de la gloria de Cristo” (2 Cor 4:6).

Es espeluznante la capacidad de nuestros corazones pecadores para desviarse hacia cosas menos importantes que Dios. Muchas personas afirman ser de Cristo, pero no lo conocen realmente cuando leen sus Biblias. No prestan verdadera atención a las cosas que Él habla y en realidad no saben qué es el evangelio ¡aunque afirmen saberlo! Están pendientes de las piedrecitas en vez del pez. Peor aún, no ves en ellos un deseo de comprender las cosas centrales en la Palabra de Dios — la santidad de Dios, cómo Jesús nos salva, la verdad del nuevo nacimiento, etc.

Aunque la Biblia se trata de la gloria de Dios, para muchos “cristianos” Jesús no es más que una nota al pie de la página — a pesar de que “Él es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza” (Hebreos 1:3).

Esto no es nuevo. Los fariseos actuaban de manera similar. Jesús les dijo: “Examináis las Escrituras porque vosotros pensáis que en ellas tenéis vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39). Ellos eran tan ciegos que no veían a Cristo en la Biblia.

Es cierto que toda la escritura es inspirada por Dios y es útil (2 Timoteo 3:16-17), pero si no estamos viendo el evangelio y todo lo que él implica, entonces no estamos viendo en realidad las Escrituras y manifestamos tener una mentalidad atrofiada (cp. Rom 3:11). Demostramos estar más interesados en lo que Dios puede darnos para nuestros estilos de vida o curiosidades en diversos temas, que en Él mismo ¡Eso es idolatría! Así evidenciamos ser pecadores que necesitan redención y ser liberados de la ceguera espiritual.

¿Qué buscas en la Biblia? Necesitamos ver a Cristo y saber realmente que Él vale más que todo lo demás, y así poder decir con el apóstol Pablo que «nuestro vivir es Cristo y el morir es ganancia» (Filipenses 1:21).

Nuestra oración cuando estamos ante la Palabra de Dios debe ser la del salmista: “Abre mis ojos, para que vea las maravillas de tu ley” (Salmos 119:18). No te conformes con mirar piedritas.

Escrituras para mayor estudio: Lucas 24:25-27; 1 Pedro 1:10-11; Romanos 1:1-5.

Josué Barrios

 

La cinta en el Peral

Por tanto, si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis sus ofensas a los hombres, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.  Mateo 6:14-15

Y la Reflexión:

Corría el tren por la vía en busca de las estaciones que se acercaban sin cesar. Entre el bullicio que había en el pasillo, nadie reparó en un joven que estaba sentado con el rostro entre las manos en un compartimiento. Cuando levantaba el rostro, se veían en él las huellas de la tristeza, el desencanto y la preocupación. Después de varias estaciones, un señor mayor que estaba sentado frente a él, se animó a preguntarle cuál era el motivo de su turbación.

Verá, -dijo el joven- siendo adolescente, era muy rebelde y no hice caso a mi madre que me aconsejaba a dejar las malas compañías. En una de esas andanzas mías, en una pelea, maté a una persona. Fui juzgado, condenado a diez años de cárcel y mi sentencia la tuve que purgar en un presidio lejos de mi casa. Nadie me escribió durante ese tiempo y todas las cartas que envié no tuvieron respuesta.

Unos meses atrás, -prosiguió el joven- cuando supe la fecha de mi liberación le escribí a mi madre una carta. En ella le decía más o menos así: «Querida mamá, sé que has sufrido mucho por mi causa en estos diez años. Sé que he sido un mal hijo y que entiendo tu silencio al no querer comunicarte conmigo. Dentro de unos meses voy a estar libre y quisiera regresar a casa. No sé si me estarás esperando, por lo cual te ruego que me des una señal que me aceptarás. ¿Te acuerdas el peral que hay en la estación de trenes? Yo voy a comprar un pasaje que sirva para más allá de nuestro pueblo. Si tú me perdonaste y aceptas mi regreso, te ruego le pongas una cinta amarilla a ese peral, entonces yo al verlo me bajaré. Si es que no aceptas mi regreso, al no ver la cinta amarilla en el árbol, seguiré de largo y nunca más te molestaré.»

Esta es mi historia, señor, y quisiera pedirle un favor. ¿Podría mirar usted. en la próxima estación si ve el árbol con cinta amarilla? Tengo tanto miedo que no me animo a mirar.

En silencio, solo interrumpido por los sollozos del joven, el tren fue avanzando, acercándose cada vez más a la estación asignada. De repente, el señor que estaba enfrente gritó lleno de júbilo:

-¡Joven, joven, mire! Alzando los ojos surcados por las lágrimas, el joven contempló el espectáculo más hermoso que podían ver sus ojos. El peral no tenía una cinta amarilla. Estaba lleno de cintas amarillas, pero no solo él, sino todos los árboles del pueblo estaban llenos de cintas amarillas.

Mis queridos hermanos y amigos, esta historia nos enseña, y la Biblia también, que nuestra capacidad de perdón debe ser mayor a nuestra capacidad de resentimiento. Aprendamos a perdonar, es un mandato divino y trae salud a nuestras vidas.

Que Dios te bendiga

Jesús Quitó lo que Impedía el Contacto con Dios

Ya nada puede impedir que nos conectemos con Dios. Hoy puedes recibir su amor, y sentir su presencia. Jesús se encargó de ser nuestra pascua, lo que significa que quitó la barrera que nos separaba del creador.

La biblia nos dice en Mateo 20:28 que Jesús no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos. Dios, en la antigüedad necesitó liberar a su pueblo de la esclavitud, y protegió a su pueblo de la muerte con la sangre de un cordero, con la que debían pintar la entrada de su casa. Esto resultó en que el opresor Faraón de Egipto, liberara a los judíos para siempre. Cristo vino a morir en la cruz, porque el pecado y la maldad que habitan en el corazón del hombre, nos separan de Dios. Todos necesitamos conectarnos con Dios para sentir su amorosa presencia, y Jesús en la cruz, fue quien nos abrió el camino por el derramamiento de su sangre, que al igual que la pascua judía, que cada año recuerda aquella liberación por la sangre de un cordero, hoy nosotros, la recordamos por el sacrificio de Jesús, que por su inocente sangre derramada, es actualmente nuestro cordero, que fue sacrificado para nuestra eterna salvación. Si hoy decides ser rociado por esa sangre preciosa, el poder de la maldición, el pecado y la desesperanza, desaparecerán de tu vida para siempre. Te invito a que hagas esta oración de bendición eterna y la compartas con tus contactos:

“Señor Jesús, hoy reconozco que moriste por mí en la cruz, y que derramaste tu sangre inocente para quitar todo lo que me impedía experimentar tu presencia. Dios Padre, hoy te pido que rocíes mi vida con la sangre de Cristo para limpiarme, te pido perdón por todos mis pecados. Confieso a tu Hijo Jesús como mi Señor y Salvador personal desde ahora y para siempre, Amén”

Millonarios atribuyen éxito de sus negocios a la biblia

empresarios-existoso-350x302

La Biblia ha influido en la ética del mundo occidental, pero ahora está siendo incluida en el mundo de los negocios. Después de todo, nuestra sociedad todavía basa sus fundamentos morales en el cristianismo donde el bien y el mal están claramente definidos en las Escrituras.

Algunos multimillonarios son bien conocidos, pero algunos de ellos pasan desapercibidos debido a que los medios no los tienen con una vida marcada por escándalos sexuales.

La semana pasada, el respetado periódico The New York Times, dedicó un largo artículo a billonarios ejecutivos cristianos.

Steven K. Scott, es uno de los fundadores de American Telecast Corporation. Él atribuye todo su éxito en los negocios personales con las enseñanzas de la Biblia e incluso ha escrito varios libros sobre el tema, entre ellos: “Jesús, el hombre más sabio que ha existido” y “Los secretos de los hombres más ricos del mundo”.

S. Truitt Cathy, fundador de la cadena de comida rápida Chic-Fill-A, siempre da crédito a Dios por su increíble éxito en un segmento de negocio en el que la competencia es muy feroz. Recientemente, ha declarado públicamente estar en contra del matrimonio gay por lo que los grupos LGBT, le provocaron un boicot general en contra.

Pero a la semana siguiente, los cristianos organizaron una campaña que lo ayudó a vencer el récord de ventas en un solo día en su empresa.

A In-N-Out Burger, también opera en el sector de la comida rápida. Cada envoltorio de comida lleva un versículo bíblico. La idea de Rich Snyder, hijo del fundador, que murió en 1993 es su deseo de “expresar su fe sin imponerla a los clientes”.

Mary Kay Ash, fundadora de la marca de cosméticos Mary Kay, pone como sello personal: “La fe ayudó Mary Kay a superar los obstáculos y llegar a la cima del éxito. Ella sabía que las Escrituras proporcionan una base sólida para el verdadero éxito en la vida”.

Steve Green, es el fundador de Hobby Lobby, una de las cadenas de tiendas de materiales de construcción más grande del mundo. Para él, la fe y los valores afectan la forma en que desarrolla su actividad. Afirma que no mentirles a los proveedores y empleados, es siempre con el objetivo de ofrecer un precio justo.

Desde el principio, determinó que los salarios iniciales de sus empleados deben ser 60% más alto que el salario mínimo en EE.UU… La red se cierra los domingos y la música góspel suena en sus tiendas durante horas de oficina.
Jin y Don Chang, los dueños de las tiendas de moda joven Forever 21, imprimen “Juan 3:16″ en la parte inferior de todas las bolsas de compra. Si alguien les pregunta lo que significa, los empleados están capacitados para explicar.
La empresa de Transportes Covenant [Alianza], fundada en 1985 por David A. Parker muestra en sus camiones lo comprometido que está con su dueño. Empezando por el nombre, que se refiere a los numerosos pactos hechos por Dios con los hombres. Además, su logo muestra un pergamino que se asemeja a la materia que se escribieron los primeros textos bíblicos.

La empresa de alimentos Tyson Foods, fue fundada por el evangélico John W. Tyson, según su sitio web, tiene como objetivo “honrar a Dios” en todo lo que produce. Comienza la jornada de trabajo con un momento de oración con el personal en la sede de una empresa multinacional.

La base del éxito

Philip J. Clements, fundador del Centro Cristiano de Ética Empresarial, explica que para muchos de estos empresarios, el comienzo fue difícil, pero se mantuvo fiel. Durante algún tiempo estuvo dedicado a los domingos a participar en las actividades de sus iglesias. Para ellos, la Biblia es una especie de “manual de negocios”. Pero no es una fórmula mágica, le tomó un montón de tiempo y trabajo duro.

La mayoría de estas empresas cuyos propietarios se identifican como cristianos son política y socialmente conservadores, lo que les genera una gran cantidad de críticas en el mercado actual. Ellos tratan de mantenerse lejos de los cárteles, que son comunes en el negocio. También se toman muy en serio la enseñanza bíblica de pagar sus impuestos.

Posiblemente, la fórmula de su éxito se resume en unos pocos principios bíblicos como:
El éxito requiere esfuerzo, así que no seas perezoso. (Proverbios 21:25-26)
El dinero ganado deshonestamente no dura. (Proverbios 11:01, 13:11)
Su persistencia y la calidad de sus productos hacen la diferencia (Proverbios 10:04)
Ser generosos no hace que te quedes pobre (Proverbios 11:25)
No trates de hacerte rico rápidamente (Proverbios 21:05)

Fuente: Avanza por más

Tu madre y yo nos divorciamos

Me divorcio después de 45 años

divorcio (Custom)

Un anciano llama a su hijo en Nueva York y le dice: «Odio arruinar estos días festivos, pero tengo que decirte que tu madre y yo nos estamos divorciando, 45 años de matrimonio, y tanta miseria ¡ya es suficiente!»

«Papá , ¿qué estás diciendo? “grita el hijo.
«No podemos seguir juntos, la convivencia se ha vuelto insoportable «, explicó el viejo padre. «Estamos hartos el uno del otro»

«¿Porqué papá?, ¡si estaban de maravilla la última vez que fui a visitarlos!»

!Hijo, ya estoy harto de hablar de esto y es caro hacerlo por teléfono!, por favor avísale de esto a tu hermana a Hong Kong» .
Frenético, el hijo llama a su hermana, y esta al enterarse explota en el teléfono. «Como diablos se están divorciando», ella grita : «Yo me encargo de esto».

Ella llama a su anciano padre de inmediato, y le grita: «No se divorcien aún. No hagan una sola cosa hasta que yo llegue. Voy a llamar a mi hermano de vuelta y los dos estaremos allí mañana. Hasta entonces, no hagan nada, ¿me oyes?» – gritó mientras colgaba el teléfono.

El anciano cuelga el teléfono y se dirige a su esposa. «Lo logramos Amor, nuestros hijos estarán aquí en Navidad y se pagarán ellos el pasaje, te amo».

NO DEJES DE ABRAZAR Y HONRAR A TUS PADRES MIENTRAS PUEDAS HACERLO.

«Honrarás a tu padre y a tu madre, para que tu vida se alargue en la tierra (…)». Éxodo 20:12

Reflexiones y Meditaciones Cristianas